Hay músicos sin los cuales, la historia de la música perdería una valiosa parte de su brillo, uno de ellos es el compositor austríaco Wolfgang Amadeus Mozart.

Según se cuenta, Mozart fue un niño prodigio que comenzó a tocar en la corte a la edad de 5 años, escribió su primera sinfonía a los 8 y su primera ópera a los 14. Se dice que escribió 33 de sus obras entre los 14 y los 19 años. Lo cual demuestra que el genio nace, no se hace. En total, tiene más de 600 piezas musicales de distintos géneros.

Imagen relacionada

Además de su talento, hay que agradecer que fuera tan precoz y tan fecundo, pues gracias a que empezó muy temprano y a que componía tantas melodías, pudo legarnos todos el tesoro musical que nos dejó, pese a que murió joven, a los 35 años de edad.

Mozart es considerado uno de los músicos más influyentes de la historia. Su música es clásica en todos los sentidos de la palabra: porque forma parte del clasicismo, porque es considerada todo un clásico y porque suele colocarse dentro de aquella extraña y algo ambigüa clasificación llamada música clásica.

La música de Mozart no dejará de sonar mientras el ser humano exista y tenga la capacidad de sentir y de comprender el arte, no dejará de sonar sin importar las modas, pues hay música que dura siglos y otra que dura sólo un ratito.

Comments

0 comments