El sábado pasado, se cumplieron 40 años desde que Paul McCartney hizo oficial la separación del grupo más popular de la época: los Beatles. El grupo se formó en 1957 y estuvieron tocando juntos a lo largo de poco más de una década, hasta su separación en 1970.

En alguna ocasión, García Márquez afirmó que “la única nostalgia común que uno tiene con sus hijos son las canciones de los Beatles”, aunque esto no se aplica a todo el mundo, en mi caso sí funciona, sólo que al revés, claro: si hay algo que yo comparto con mis padres, así como con mi hermano, es el gusto por el cuarteto musical de Liverpool.

Conozco mucha gente que sabe de música y que detesta a los Beatles bajo la opinión de que están sobrevaluados y de que su música no es más que música comercial. Por otro lado, también conozco a músicos que respetan bastante a este grupo e incluso algunos consideran que los Beatles forman parte de los mejores músicos del siglo XX. He escuchado ambas posiciones en personas que tienen  autoridad dentro de la materia, a causa de su formación artística.

Yo no puedo hacer un juicio sobre el valor o la ausencia de valor artístico en este grupo, lo que sí puedo decir es que los Beatles forman parte indispensable del soundtrack de mi vida y sé que a muchos otros les pasará lo mismo que a mí, incluyendo al ya fallecido García Márquez, pues uno no siente nostalgia de las canciones en sí, sino de los momentos que uno recuerda con aquellas canciones.

 

Resultado de imagen para los beatles
Los Beatles en Abbey Road

 

Comments

0 comments