Connect with us

Cultura

A propósito del debate presidencial: ¿Qué son las falacias?

Published

on

Foto: darcisioperondi

El día de ayer, observamos un evento donde cinco expositores jugaron con las palabras (propias y ajenas) con el fin de obtener nuestro voto.

Dentro del debate, existieron, como lo diría Andrés Roemer, crímenes contra la lógica que se pueden analizar. Y con base en esto, vamos a exponer, qué es una falacia y algunos de sus tipos. Con esto, podremos identificar si los candidatos de verdad tienen substancia o sólo son una muestra de argumentos mal estructurados.

¿Qué es una falacia?

Una falacia es la expresión de argumentos que parecen válidos pero no lo son. Ésta puede radicar en que una de sus premisas es errónea y, por lo tanto, su conclusión será inválida.

El objetivo de las falacias es poder persuadir, usando de manera ambigua el lenguaje, sacando de contexto lo dicho, apelando a las emociones, etc.

A continuación se presentan algunos tipos de falacias:

Argumentum ad hominem: En este tipo de falacia, se atacan las características de la persona. Se puede atacar su físico, personalidad o algún otro rasgo que NO tiene relación con el argumento dicho.

Ejemplo: “Cómo puede decirme ratero, si él ha robado más”

Argumentum ad populum: Se refiere a un argumento que niega o afirma, basándose en la opinión que tiene el pueblo en general. Con esto, se evade la respuesta personal y se le dice al pueblo lo que quiere escuchar.

Ejemplo: Estar con contra del aborto, sólo porque se supone que el grueso de la población lo está.

Argumentum ad baculum: Se refiere a dar la validez a un argumento por medio del uso de la fuerza.

Ejemplo: El nuevo traje del emperador.

Argumentum ad metum: Se refiere a la utilización se argumentos para provocar el miedo. Se suelen dar ataques que siembran la incertidumbre.

Ejemplo: “Es un peligro para México.”

Argumentum a silentium: Se refiere a la conclusión basada en la ausencia de respuesta, en el silencio o falta de pruebas.

Ejemplo: La frase “El que calla otorga”

Argumentum ad passiones: Se refiere al argumento donde se intenta manipular las emociones del contrincante o del público.

Ejemplo: “¿Alguna vez te han matado a un hijo?”

Argumentum ad ridiculum: Se refiere a la tergiversación del argumento contrario para hacerlo ridículo o irissorio.

Ejemplo: Comparar a José Antonio Meade con un chicharrón, aduciendo a la preparación, y con ello, afirmar que no tiene las capacidades de gobernar al país.

Argumentum ad nauseam: Se refiere a la aceptación de un argumento, sólo por su constante reiteración.

Ejemplo: La frase “Una mentira repetida mil veces, se convierte en verdad”

¿Existió alguna de estas falacias en el debate de ayer?

Foto : Milenio

Foto : Milenio

Comments

0 comments

Advertisement

Trending