Se trata de Ricardo Alexis Pimentel, quien acudió a una fiesta en dicha playa y con cuyos amigos terminaron completamente borrachos.

Alexis relató a los servicios de emergencias cuando fue rescatado que sus amigos aprovecharon que se había quedado dormido y lo enterraron, olvidándolo