Cuando se es un artista independiente muchas veces es difícil lograr una buena difusión de tu trabajo, y no solo eso, un espacio en el que puedas incluso vender algo de mercancía como playeras, stickers y hasta cómics de tu creación. Es por eso que en Pixelatl 2018 nos encontramos con el Amoxtlin.

Primero que nada ¿Qué significa Amoxtlin? De acuerdo con su página web, y el librito guía que se nos dio desde el primer día, la palabra proviene del náhuatl para designar los códices, mas su significado literal es “libro pintado”, nombre perfecto para su objetivo principal con los artistas y autores de cómic.

No exageramos cuando decimos que el talento de estos artistas es enorme. Nos encantaría poder hablar a detalle de cada uno, pero si no los conoces ni sigues su trabajo es un buen momento para que lo hagas.

Sociedad sin estandarte

Son un grupo de artistas y creadores morelenses compuestos por Dandelion, quienes además de tener diversos proyectos de novela gráfica como Okami Cómic y Grey se encargan de realizar charlas informativas y networking, esto con el propósito de crear una comunidad de creativos locales y sacar adelante proyectos de historieta, animación o videojuegos.  Sociedad sin estandarte se conformó también de la artista Gemini’s Daugther, Jolly-Roger-Den, Bushido Studio, Mauricio Morali, Mon Ruiz y Jesús Hernández.

Raven Bazán

Raven tiene una larga trayectoria dentro del mundo artístico, actualmente se encuentra desarrollando su propia marca “Raven Ink”. Ella ha participado ilustrando fondos para Huevo Cartoon y Anima Studio. También tiene varios títulos de cómic bajo su autoría como Emmy, ganadora del concurso Secuenciarte de hace dos años, o nuestro favorito, Underneath.

Sandra Trejo, Pedro, Chiclobite, El chico tabla, y Renee Chio

También se encontraba el querido Pedro Larez vendiendo su libro de Aztectopía del que ya hemos hablado anteriormente.

Chiclobite, un excelente y colorido grupo de ilustradores también se encontraba vendiendo geniales playeras, además de adorables y pequeños alebrijes que nos robaron el corazón.

En la mesa estaba acompañado por otro conocido ilustrador mexicano, El chico tabla, quien con sus parches, stickers, pines de humor y estética “kawai” llenaba su espacio.

Renee Chio es otra de los grandes ejemplos de éxito crowfounding. Ella comenzó en el mundo de la ilustración en 2011, su pasión y amor por todo ese bello arte creado por ella misma la llevó a fondear y publicar su primer libro gracias a Fondeadora. Una vez alcanzó su objetivo fue publicado en septiembre del año pasado.

Sandra Trejo ha trabajado varios proyectos de identidad corporativa, sin embargo su pequeña empresa está más enfocada en lo “creepycute”, vendiendo toda clase de cositas adornadas de adorables Cthulhus, ovnis, aliens, calaveritas y objetos de brujería por mencionar algunos.

Familia Usaka

Se trata de una editorial independiente de habla hispana. La familia Usaka ha logrado extenderse hasta otros países de Latinoamérica, ser invitados en convenciones de anime y eventos de animación con más de 7 mil cómics vendidos. Con más de 55 tomos y 12 historias de cómic distribuidos actualmente, no tienen duda alguna cuando se trata abrir nuevas convocatorias de “one-shots” para nuevos artistas emergentes.

Motzaqui

Es un autor e ilustrador del cómic Memelito Guerrero, su opera prima. Hasta ahora van publicadas 5 entregas del mismo y los ha presentado en festivales como Festo Cómic 2015, La Mole CómicCon 2015-2016-2017, anteriores entregas de Pixelatl, y la Conque. Así mismo es fundador de la Agencia Aeronauta.

Los ganadores del SecuenciArte

Y para cerrar con broche de oro nuestro recorrido por Amoxtlin, también se encontraban algunos de los autores ganadores de la convocatoria del Pixelatl SecuenciArte.

La primera es Alba Glez, ella fue el galardonado primer lugar con su cómic Al fondo. En él nos cuenta la historia de una chica que cada vez que se sumerge en una piscina es atormentada por visiones de animales acuáticos a los cueles teme, pero que al mismo tiempo la ayudarán a superar sus límites.

El segundo es Último Chance de Augusto Mora, novela que nos relata la historia de un peleador clandestino del norte del país quién, a pesar de estar enamorado de su profesión, es diagnosticado con problemas cardiacos que le impedirán dedicarse a la lucha por el resto de sus días, o así hubiera sido de no ser por un pacto que hace con la muerte.

Y el último pero no menos importante es Las cosas nunca cambian de Richard Zela. Su historia nos cuenta las aventuras de una niña justo en el tradicional día de muertos, fecha exacta en la que se desata un terrible apocalipsis zombie sobre la ciudad. Sin embargo ella junto con su abuelo aprovechan esta situación para buscar, entre los tantos zombies del lugar, a su difunta abuela.

Como ya mencione anteriormente, podría y me encantaría poder hablar de todos estos talentosos artistas del mexicanos del Amoxtlin con extremo detalle, y aunque no puedo hacerlo de momento, no está por menos decir que personalmente visites las páginas de cada uno de ellos, seguro encontrarás algo que te encantará.

Comments

0 comments