En los últimos días, la Academia Sueca, institución que se encarga de otorgar el Premio Nobel de Literatura, se ha desmoronado ante la presión ejercida a causa de un escándalo sexual.

Todo inició cuando en  noviembre de 2017, la periodista Matilda Gustavsson publicó un reportaje en el que 18 mujeres acusaban a Jean Claude Arnault, director del centro cultural Forum en Estocolmo,  de abusos sexuales y violaciones. ¿Qué tiene que ver esto con la Academia Sueca?, pues bien, Arnault es esposo de Katarina Frostenson, miembro de la Academia y copropietaria de Forum. Así mismo, Forum ha estado recibiendo fondos de la Academia y la pareja vive desde 1996 en un departamento muy bien ubicado y con un tamaño de 150 metros cuadrados, el cual pertenece a la Academia. Según los testimonios, fue en este lugar donde fueron abusadas las víctimas del abuso.

 

Arnault y Frostenson

Al indagar en el pasado, se encontró que en 1996, una artista escribió al entonces líder de la Academia, denunciando  a Arnault de haber acosado a varias mujeres, no obstante la Academia no hizo nada al respecto. En 2004, un periódico francés informó que Arnault había filtrado quién sería el ganador del Nobel. Finalmente, tras las acusaciones hechas en noviembre pasado, la secretaria permanente de la Academia Sueca, Sara Danius, reconoció ante los medios que Arnault había “acosado y asaltado a académicas, esposas e hijas de académicos, al igual que a trabajadoras”.

A principios de este mes, los miembros de la Academia se reunieron con el fin de resolver el conflicto. En una reunión se votó por destituir a Katarina Frostenson, al resultar que la esposa de Arnault   no sería relevada de su cargo, tres miembros renunciaron: Klas Ostergren, Kjell Espmark y Peter Englund. Frostenson tuvo que renunciar la semana pasada, así como la secretaria Sara Danius, a quien también se le solicitó su renuncia.

Danius y Frostenson

Lotta Lotas , quien era miembro de la institución pero que no participaba activamente en la misma debido a otros conflictos, presentó también su renuncia formal, por lo que ya son seis, de los 18 miembros de la junta,  quienes han renunciado a partir del escándalo ocurrido, lo que deja a la institución muy mal parada.

Los grupos feministas se han manifestado a favor de Sara Danius, exigiendo que en vez de castigar a una mujer, se centre la atención en el culpable.

Foto
Imagen realizada por la ilustradora Marie Ahfeldt en apoyo a Sara Danius.

 

Comments

0 comments