¿Chocolate? Si, leíste bien, chocolate. Al menos eso es lo que demostró un pequeño estudio preliminar, el cual sugiere que específicamente el chocolate negro mejora la visión temporalmente después de consumirse.

Aunque parezca fantasía el chocolate negro no solo es delicioso también se ha demostrado que su consumo trae grandes beneficios a la salud del cuerpo humano (con moderación claro, no quieras pasarte de listo), ya que es una fuente rica en antioxidantes que reducen considerablemente los niveles de colesterol, baja la presión arterial, ayuda a mejorar la circulación del cerebro, y mantiene una piel suave y mejor protegida contra los rayos UV.

La lista es un poco más larga, pero a ello podemos agregarle (tentativamente) la mejora temporal de la visión.

El experimento científico realizado por la Universidad del Verbo Encarnado, Texas,  involucró a 30 personas de entre 18 y 26 años, 9 de ellas hombres y 21 mujeres, sin antecedentes de enfermedades oculares. Se llevaron a cabo dos sesiones, en la primera se les dio a los participantes una barra de chocolate negro para consumir mientras que en la segunda se trató de un de chocolate con leche, esto sin decirles cual dulce era en cada momento.

A las dos horas después les fue realizada una prueba, dicha demostró que tras haber consumido el chocolate negro los participantes contaban con una mejora en su contraste y agudeza visual.

Sin embargo los investigadores no están todavía muy seguros de la duración de esta mejora. Por el otro lado escatiman el resultado gracias al reducido grupo de personas a las que se les aplicó y que ellas pudieron saber el tipo de chocolate que comían por su sabor (aunque resulta algo obvio, los investigadores aseguran puede afectar los resultados).

De ser totalmente comprobada esta investigación nos daría una deliciosa excusa más para consentirnos con una barra de chocolate negro.

¡Chocolaaaaaateeee!

Comments

0 comments