En redes sociales circula un letrero que presuntamente fue colocado en una sala de cine de la compañía Cinépolis, en el estado de Campeche en el que se ve la imagen de un pequeño se encuentra en forma prohibitiva, comunicando que a todo aquel adulto que asista con un menor con la edad de tres años o menos se le negará la venta de boletos.

Esto ocurrió, según la imagen compartida, en una sala de Campeche donde ha generado gran indignación entre los clientes habituales y por otro lado, algunos aplaudieron la iniciativa.

La idea es que los niños no lloren en medio de la función ocasionando la molestia de más de un asistente.

Este anuncio generó gran polémica ya que la mayoría se encuentra a favor, pues consideran que los pequeños pueden provocar inconformidad en otros de los asistentes a las películas.

¿Tu que opinas?

Comments

0 comments