Sáb. Oct 16th, 2021

Psicóloga Soledad Misa

Cada vez son más niños que andan pendientes de lo que comen. Ellos confunden cuidarse con obsesionarse, y en caso no se detecten a tiempo estos cambios, puede ser que estén dentro de alguna de las enfermedades mentales llamadas trastornos de alimentación, siendo las más conocidas la anorexia nerviosa, bulimia nerviosa u obesidad. Lo peor de todo es que, en muchas ocasiones, los padres no se dan cuenta de esto y vinculan estos comportamientos con engreimiento.

Más información Cuidado con los trastornos de conducta alimentaria en los adolescentes

Es alarmante ver y escuchar cómo crece la preocupación –casi obsesión– de los adultos por la “alimentación sana de los niños”. Ellos no notan que toda esa preocupación se traslada justamente a sus hijos. Sin ir muy lejos, hoy encontramos niños que quieren pesarse todos los días, que cuentan las calorías que comen, que saben las grasas de los alimentos, y niños que, por aburrimiento y sedentarismo, no paran de comer y usan grandes cantidades de alimentos para estar contentos.

Hoy podríamos decir que tanto niños y padres estarán frente a una epidemia de alimentación “sana”. Y es que por lo menos 7 de cada 10 niños habla de la alimentación y cómo esta afecta en su imagen física. Ellos no entienden que alimentarse bien beneficia su salud, solo hacen referencia a la comida como la enemiga de mantenerlos más gordos o flacos y así generar mucha frustración entre sus compañeros, comparando todo el tiempo quién es el más gordo, flaco o quién es más bonito porque tiene el mejor cuerpo. Todas estas preocupaciones pasan por niños y niñas.

Signos del trastorno de alimentación en niños

Por todo lo expuesto, es muy importante que los padres estén atentos cuando aparecen signos o señales de alerta en la infancia. Estas pueden ser:

  • Pérdida o aumento significativo del peso
  • Estancamiento del peso por un buen tiempo
  • Que no haya crecimiento
  • Alteración en el sueño
  • Negarse a comer
  • Ir bajando o aumentando la cantidad de comida
  • Pedir toda la alimentación licuada o solo que sea sana
  • Quejas, enojos, llantos, mal humor, irritabilidad a la hora de las comidas
  • Dolores físicos solo a las horas de las comidas: náuseas, vómitos, dolor de barriga
  • Inestabilidad en el ánimo
  • Tristeza
  • Desgano general
  • Aislamiento
  • Ansiedad
  • Muchos miedos juntos
  • Peores o mejores notas
  • Muchas horas de estudio

¿Qué hacer si notas estos signos?

En caso notes muchos de estos signos de alerta en tu hijo, no dudes en llevarlo al pediatra y explicarle lo que está pasando. No olvides que como padre, debes estar pendiente y observar a tus hijos en todo momento, porque estas conductas no son engreimientos ni caprichos, son enfermedades.

TE VA A INTERESAR

source https://trome.pe/respuestas/trastorno-alimenticio-como-identificar-si-mi-hijo-tiene-tca-que-es-y-como-saber-si-tu-hijo-tiene-anorexia-bulimia-causas-problemas-de-salud-noticia/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *