en ,

Joven es detenido por querer leer en biblioteca del metro

Leer, esa agradable actividad en la que te sumerges en mundos mágicos gracias a la imaginación del autor, páginas de filosofía y otras más que se tratan de interesantes ensayos sobre nuestra problemática actual o simplemente nos ayudan a separarnos de la realidad un rato. Bien sabemos que a pesar de ello México es uno de los países que menos lee, y que aparte te lleven detenido por querer leer en una biblioteca pública del metro hace recordar novelas distopicas alejadas cada vez más de la ficción.

Así le paso al joven José Luis Gallegos quien precisamente fue detenido por querer leer en una biblioteca ubicada en el metro Chabacano. ¿A qué se debió? Pues que al ingresar una funcionaria no cesaba de asegurarle que dichas instalaciones PÚBLICAS eran privadas, exclusivas de los trabajadores del metro, mientras que el egresado de la UNAM aseveraba lo contrario. Hecho que grabó:

Es por dicha disputa que entonces el problema llego hasta el juzgado cívico. Tras cinco largas e innecesarias horas en el lugar se le dio la razón al joven Gallegos, la biblioteca era pública tal y como podemos encontrarlo en la ley de Bibliotecas de la Ciudad de México.

Tras su salida José Luis no dudó en quejarse de lo sucedido en las redes sociales (mal entendido que ni compensación alguna tuvo) usando el hashtag #LeerNoEsDelito.

Está claro que no puedes ser detenido por querer leer, contrariamente a lo sucedido el Twitter del Metro de la ciudad publicó:

Lo cual no deja despejado la verdadera función de dicha biblioteca. José Luis planea una protesta en forma de jornada de lectura masiva, dentro del mismo metro el próximo 10 de junio.

Sin duda andar en el metro te puede pasar toda clase de cosas, no sabes donde puedes parar solo por querer entrar a una biblioteca.

La Selección Mayor Femenil comienza su preparación rumbo a Barranquilla 2018

El Joker de Jared Leto está cerca de tener su propia película