Sáb. Oct 16th, 2021

Pensamos que las enfermedades cardíacas son exclusivas en adultos mayores, pero el corazón puede presentar fallas a cualquier edad. Si bien a escala mundial es poco común que menores de 35 años sufran de un ataque cardíaco (trastorno que acelera el ritmo de los latidos), una de cada 50 mil muertes súbitas por este problema, al año, ocurren en deportistas jóvenes.

Antecedentes familiares

Según José Drago, médico cardiólogo y presidente de la Sociedad Peruana de Cardiología, el infarto al corazón en jóvenes es más recurrente si algún pariente consanguíneo, como hermano o padre, tuvo un paro o alteración cardiometabólica antes de los 50 años.

LEE: ¿Cómo identificar y prevenir enfermedades cardiovasculares?

En estos casos, los chequeos generales del corazón deben iniciar alrededor de los 20 años, pues por sus antecedentes familiares puede significar que existen altas probabilidades de desarrollar algún problema de este órgano a temprana edad”, informa.

Y agrega que existen otras condiciones de riesgo que podrían propiciar el desarrollo de un problema cardiovascular, los cuales son incluso comorbilidades a la covid-19, como la hipertensión, la diabetes, el colesterol elevado o la hiperglicemia.

Enemigos del corazón

Sara Rosas, nutricionista colaborativa de Ajinomoto del Perú, quien afirma que la poca actividad física disminuye la capacidad funcional de este órgano vital “Hacer ejercicio de manera constante mejorará la irrigación y aumentará la capacidad de los vasos sanguíneos, evitando algún riesgo” comenta.

LEE: Señales de que tienes la presión arterial elevada… ¡Cuida tu corazón!

Rosas sostiene que el estrés es uno de los enemigos del corazón pues aumenta la producción de sustancias inflamatorias y radicales libres, desencadenando el deterioro del sistema cardiovascular, además de afectar el tejido y las paredes de los vasos sanguíneos.

Sobre estos últimos, “estudios sobre la patogénesis de estos males, indican que las alteraciones en la integridad de dichos vasos empiezan a temprana edad, por ello es crucial no descuidar los hábitos saludables de alimentación desde la niñez y así fortalecer nuestro cuerpo para combatir el estrés”.

Alimentación balanceada

La alimentación de un infante define las características de salud en la vida adulta. Por eso, la experta indica que incluso el consumo de leche materna exclusiva en los primeros 6 meses de vida contribuye a tener un estado de salud cardiovascular óptimo. La inclusión de grasas saludables de aceites vegetales, frutos secos, semillas oleaginosas, palta, aceitunas también es favorable en niños y adolescentes.

VIDEO RECOMENDADO:

En cuanto a la alimentación saludable de un adulto, la nutricionista advierte que es importante ingerir alimentos ricos en fibra como cereales integrales y menestras. Asimismo, se debe agregar diariamente verduras y frutas en cada comida. Sobre las grasas, deben provenir de fuentes como pescados oscuros, huevo, palta, linaza, chía, sacha inchi, pecanas, nueces, almendras, etc., acompañada de una actividad física permanente.

TE PUEDE INTERESAR:

source https://trome.pe/familia/salud/dia-mundial-del-corazon-los-jovenes-tambien-pueden-sufrir-ataques-cardiacos-nczp-noticia/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *