Lun. Oct 18th, 2021

Este Búho habrá nacido de noche, pero no anoche. Se cumplen dos meses de mandato del presidente Pedro Castillo, si se puede llamar así, y el panorama es peor que desolador. Un presidente mudo, escondido, sin liderazgo, sin capacidad para gobernar y sacar al país de la crisis.

TE VA A INTERESAR: ALEJANDRO TOLEDO, EL CHOLO SANO Y SAGRADO

Muchos de los que votaron por el partido del ‘lápiz’ ahora se arrepienten de ver cómo el dólar sigue al alza, los precios de los alimentos suben en los mercados y hay incertidumbre. Tenemos un primer ministro, Guido Bellido, impresentable y patético.

No olviden que el plan es cerrar el Congreso y acaparar todo el poder. Pedro Castillo y Vladimir Cerrón nos presentan un programa económico estatista, que anuncia la ‘nacionalización’ de las grandes empresas extranjeras, pretende eliminar proyectos mineros que pueden no solo generar divisas y sobre todo trabajo en zonas deprimidas de la sierra.

Este columnista recuerda que este tipo de gobiernos solo han traído pobreza a los países que algún día fueron los más prósperos de la región. ¿Dónde quedó la envidiada Venezuela antes de que Hugo Chávez iniciara su suicida programa de estatizaciones de grandes empresas y de hidrocarburos? La patria de Simón Bolívar languidece a pesar de que ¡cinco millones de venezolanos! han huido de la dictadura de Nicolás Maduro.

TE VA A INTERESAR: POPULISMO BARATO, EXPROPIAR EL GAS DE CAMISEA, UNA AMENAZA IRRESPONSABLE

PERÚ VIVIÓ UNA SITUACIÓN PARECIDA

El Perú también vivió una situación parecida. Los terribles años de los generales Juan Velasco Alvarado y Francisco Morales Bermúdez (1968-1980). Velasco decidió estatizar no solo compañías petroleras extranjeras, sino las principales concesiones mineras, pesqueras, hasta los supermercados privados. Todos pasaron a ser controlados por el Estado.

Hasta los medios de comunicación fueron confiscados y los periodistas deportados. Se suprimieron todas las libertades. Uno escucha a los principales voceros del candidato del ‘lápiz’ y parece que oyera a los voceros de la dictadura militar de aquella época.

¿Cuál fue el resultado de tan nefasto experimento militar? Se produjo un terrible desabastecimiento de comestibles en los estatales supermercados Super Epsa, escaseaban la leche de tarro, la carne, el arroz, azúcar. La gasolina también desapareció y tuvimos que tener el ‘pico y placa’ y había días en que los autos estaban prohibidos de circular.

Pescaperú -la empresa estatal creada con la expropiación a los poderosos armadores que daban trabajo e hicieron de los puertos costeños un polo de desarrollo- se convirtió en una empresa corrupta. En conclusión, el programa estatista trajo miseria, desempleo y subdesarrollo, mientras los capitales migraban a Chile, que mantuvo una economía abierta a las inversiones y nos sacó lustros de ventaja.

“O REACCIONAMOS O NOS VAMOS AL ABISMO”

Pienso que, por la nefasta experiencia vivida en carne propia, no podemos permitir que por dogmas ideológicos se pretenda tumbar un modelo económico que hizo crecer a nuestra economía y sacó a millones de peruanos de la pobreza.

En todo caso, se debería buscar hacerlo más perfectible. En medio de una espantosa pandemia que dejó quebrada a nuestra economía e hizo más pobres a los pobres, y dejó sin negocios a los emprendedores, necesitamos un gobierno que promueva la inversión privada, no que expropie las empresas. Estamos advertidos. O reaccionamos o nos vamos al abismo. Apago el televisor.

MÁS INFORMACIÓN:

source https://trome.pe/opinion/el-buho/pico-tv-peru-libre-dos-meses-en-el-gobierno-pedro-castillo-guido-bellido-noticia/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *