El último tema de tal indignación es She-Ra, la princesa del poder, hermana gemela de He-Man, y heroína de las caricaturas de los sábados por la mañana de los 80. She-Ra está siendo reinventada y reiniciada para un público más joven, y en el proceso, un cierto porcentaje de fanáticos se enfadaron mucho porque ahora, en opinión de ellos, es “menos sexy” de lo que solía ser.

Es otro ejemplo más de un fandom vocal con exigencias aparentemente irracionales y el último capítulo de un debate en curso sobre cómo deben de verse las mujeres superhéroes.

She-Ra es la estrella de una nueva caricatura que se estrenará en Netflix en noviembre y, como parte de ese recomienzo está recibiendo un cambio de imagen. Showrunner Noelle Stevenson, una escritora de cómics ganadora del premio Eisner que nos dio Lumberjanes, ella comentó sobre la superheroína via Twitter

¡Primero mira a She-Ra y las princesas del poder!
Los cambios tienen sentido. La serie She-Ra de Netflix está aparentemente dirigida a niños, y los personajes parecen haber sido diseñados para ser más jóvenes y reflejar la audiencia principal del programa. Pero eso no ha impedido que una cierta secta de admiradores declare que She-Ra ya no es atractiva, ya no es sexy, y tal vez ya no sea un objeto de su atención sexual.

Comments

0 comments