Mundo Patitas denunció que en el Panteón de San Nicolás Tolentino, Iztapalapa, entierran perros vivos.

De acuerdo con la organización, una joven se percató del hecho y trató de ayudar al animal pero los trabajadores del cementerio se lo impidieron con el pretexto de que el animal “era de una señora y que ella lo tenía ahí”.

Por lo cual, después regresó con más personas pero ya no encontraron a ningún can a pesar de que rompieron la tumba.

La organización indicó que ya tiene muchos reportes similares, sin embargo, no tiene pruebas aún para proceder.

Ante esto, la asociación invitó a dar más datos y a grabar a quienes son testigos del maltrato.

Comments

0 comments