Connect with us

Vida y Estilo

Es verdad, poco trabajo también ocasiona estrés laboral

Published

on

Cuando sientes que el tiempo te persigue para poder entregar tu trabajo.

El estrés laboral también puede ser ocasionado por tener poco trabajo; verdad que sí. Dado que esto es algo que muchos desconocen -mi hermano y una amiga no lo sabían hasta que se los dije-, es importante e interesante que les explique qué es el estrés laboral.

Ya sé, ya sé. Esta información es diferente a lo que solemos publicar en ChilangoTimes. Esperen, pues estoy segura que esto les interesará y al final dirán: ¡Ah! Ana Karenina -pueden decirlo por sílabas para que no se equivoquen 😉 – tenía razón. Hoy aprendí algo nuevo.

De acuerdo a información de Forbes (2017), nuestro país ocupa el primer lugar de gente estresada en el mundo. Qué miedo, ¿no?
Las fuentes de estrés más comunes son el dinero, el trabajo, la economía, las responsabilidades familiares y los problemas de salud.

El estrés es una respuesta fisiológica natural en los seres humanos, pues se trata de un mecanismo de defensa ante nuevas situaciones con un nivel de exigencia mayor al habitual o ante situaciones que se perciben como una amenaza. El problema comienza cuando esta respuesta natural se “activa” demasiado o durante mucho tiempo.

Causantes del estrés laboral

Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y la Organización Mundial de la Salud (OMS), las causas del estrés laboral son exceso o escasez de trabajo, horarios estrictos o inflexibles, inseguridad laboral, malas relaciones con los compañeros y falta de apoyo. También afecta tener actividades aburridas o monótonas, alto nivel de responsabilidad, exposición a tareas insalubres o peligrosas, acoso laboral y falta de reconocimiento.

Se considera que el estrés laboral afecta negativamente a la salud psicológica y física de los trabajadores, y también a la eficacia de las entidades para las que trabajan, indicó la OMS en una publicación del 2004.

Consecuencias del estrés laboral

El estrés es un común denominador para la mayoría de los trabajadores y puede ocasionar graves problemas de salud, tanto en lo físico como en lo psicológico. Dentro de lo físico, se encuentra el desarrollo de cardiopatías, aumento de la presión arterial, trastornos digestivos; alteraciones en la piel, sexuales, músculo-esqueléticas, del sistema inmune y del sistema endócrino. También podemos identificar al estrés laboral debido a tensión muscular y a contracturas.

Por otro lado, y por si fuera poco, el estrés laboral también dificulta tomar decisiones, ocasiona deterioro cognitivo, angustia o irritabilidad, cansancio, ansiedad o depresión, insomnio, trastornos sexuales y de tipo afectivo, así como desórdenes mentales (esquizofrenia o trastornos obsesivo-compulsivos).
Todo esto puede presentarse a corto, medio o largo plazo, dependiendo de la resistencia de cada persona y de la frecuencia de los factores de estrés.

Shutterstock

Somos organismos distintos, así que el estrés siempre afectará de manera diferente y los factores estresantes no significarán lo mismo para todos. En este sentido, la OIT establece una verdad absoluta: una persona no puede contribuir a la sociedad y alcanzar el bienestar si no cuenta con salud en el trabajo. Así que es importante que busquemos un equilibrio entre el trabajo y la vida personal para no generar problemas de salud.

Por lo tanto, y pese a lo descabellado que pueda parecer, no es una locura sentirnos estresados si alguna vez tenemos poco trabajo y esto “rompe” con nuestra rutina.

Fuente: http://www.estreslaboral.info/index.html
Organización Mundial de la Salud (2004) La Organización del Trabajo y el Estrés. Francia
Organización Internacional del Trabajo (2016) Estrés en el Trabajo. Centro Internacional de Formación de la OIT. Italia.

Comments

0 comments

Advertisement

Trending