Selena Gómez llegó sola a una de las más esperadas por los músicos, los American Music Awards, en esta ocasión Selena Gómez cantaría después de un año de haberse retirado de los escenarios y después de haber sufrido un trasplante de riñón.

La intérprete desfiló con un mini vestido negro de piel, pero lo que llamó la atención fue su rubia y corta cabellera. Pero a pesar de el drástico cambio de look, luce increíble.

 

Comments

0 comments