Si no has ido a La Casa De Toño entonces no has vivido, posiblemente sea uno de los negocios más fructíferos de los últimos 30 años, La Casa de Toño desbanco a los Vips, Portón, Potzollcalli, algunos negocios callejeros y los fastfoods de las plazas dónde hay un Casa de Toño cerca, sus precios y sabor han sido la base de su éxito descomunal, ya que en cada una de las sucursales el sabor es el mismo.

Toño inicio en el zaguán de su casa junto con su madre, su abuela y Aurora que era una súper carnala de la familia. Con solo 18 años y un anafre emprendió su negocio de antojitos mexicanos en la Colonia Clavería, con el paso de los años se fue haciendo fama y de muchos clientes, viendo el éxito, Toño, decidió dejar la abogacía para dedicarse de lleno a la comida, en un principio se llamaban, “Las 2 Poblanas”, así lo nombro por su mamá y abuela.

Su platillo estrella es el pozole, de ahí que su fama se ha extendido por toda la ciudad y cuenta con antojitos mexicanos como quesadillas, sopes y tostadas de diferentes guisos cómo chicharrón, flor de calabaza, hongos, papa, pancita, así como picadillo, pollo, queso, rajas, requesón, sesos, tinga, cochinita y carne. Y las famosas flautas de carne, pollo y papa, y recientemente incluyendo enchiladas, enfrijoladas, molletes y pan de dulce.

Con 32 sucursales Casa de Toño es un ejemplo de éxito 100% mexicano, derecho, honesto y con vías crecer a todavía más, así que no dejes de ir y apoya el producto nacional no te vas arrepentir.

Comments

0 comments