La primera compra en código de barras cumple 44 años

¿Qué te imaginas cuando dicen la primera compra en código de barras? Hay infinidad de cosas que en 1974 pudieron haber sido obtenidas con este nuevo e icónico método de compra. Piénsalo un momento. Si ya estás listo o si optaste por seguir leyendo para saber la respuesta entonces te lo decimos: Un paquete de 10 chicles de Juicy Fruit.

Así es, el primer producto que la historia marcaría como el inicio de la época del código de barras fue nada más y nada menos que unos chicles de apenas 67 centavos de dólar, dentro del supermercado Marsh en Ohio un 26 de junio, por lo que dicho acontecimiento cumple 44 años.

Sin embargo el código de barras es mucho más viejo que eso, pues la patente fue registrada en 1952 por los inventores Joseph Woodland, Jordin Johanson y Bernard Silver. El origen de la idea se la debemos más a Woodland ya que mientras estaba en la playa pensaba profundamente en la funcionalidad del código Morse, imitando sus patrones en la arena y creando unos nuevos.

Primeramente el método fue utilizado para identificar los vagones del ferrocarril, mas fue hasta 1966 que se le dio un uso más comercial. Únicamente contadas tiendas y supermercados contaban con el novedoso sistema, siendo 14 años después, 1980, cuando el código de barras finalmente se popularizó.

Pero ¿cuando llego a México? No fue mucho después realmente. Su entrada oficial a nuestro país fue el 21 de Agosto de 1986, y el primer producto que se registró bajo esta nueva técnica fue el jabón Don Máximo.

Además si te fijas los productos mexicanos tienen en el código de barras el prefijo 750.

Es así que, tras cuatro décadas, esas barritas en el reverso de nuestros productos cambiaron la manera en cómo se compran las cosas, convirtiéndose en todo un ícono ahora irremplazable.

Comments

0 comments