Netflix acaba de estrenar en nuestro país una película de ‘terror’ y zombies titulada Day of the Dead. La cinta es un remake de la película original escrita y dirigida por el fallecido George A. Romero. Trata sobre un apocalipsis zombie y cómo militares y civiles pasan su día a día lidiando con el brote de los no-muertos, a la vez que una médico intenta crear una cura a partir de un zombie superdesarrollado.

Resultado de imagen para day of the dead bloodline

A pesar de que absolutamente nadie había pedido un remake, decidieron hacer este bodrio de película, tú como espectador esperarías como mínimo una producción decente. No esperes encontrarla aquí. A veces parece que incluso está hecha como si fuera un film amateur, como si no tuviera detrás a una gran casa productora o como si, de repente, se hubieran quedado sin presupuesto para hacer una película al menos entretenida.

Si llegaste a ver la película original, ya considera como de ‘culto’, quizá podrías rescatar el uso de los recursos del director como introducción a las películas de zombie, hablando tanto de tomas para ambientar el contexto, como las escenas gore. Sin embargo aquí, a pesar que intenta rendir una suerte de tributo en ciertas partes y escenas a Romero, sólo nos recuerdan que hay ciertas herramientas del cine que no permanecen, que no pueden tomarse en nuestro contexto y explotarlas como en el cine de los 80; que deberían enterrarse junto con toda la pretensión de estar generando ‘buen’ cine de terror a partir de homenajes sin sentido. Esta película justo hace eso, quiere obligarte a considerarla como la heredera de la cinta original, cuando sólo logra ponerte de malas al ver que no pueden crear tomas originales, o personajes o cualquier elemento original que puedas mencionar. Es realmente increíble que habiendo pasado más de treinta años de la cinta original aún no puedan aprehender de todas las películas ‘pasables’ del mismo género y que en cambio nos traten como ineptos dándonos una película que sobrepasa lo lamentable.

Y no sólo son los intentos fallidos de homenajear a Romero, no sólo son las planas actuaciones, personajes mal hechos, mal guión y terrible producción. No, no termina aquí, ya que puedes tener —quizá— una película con los elementos anteriores mal hechos, pero una historia relativamente decente, es decir, una buena idea pero mal ejecutada; puedes incluso hacer de algo así una película dominguera y entretenida. Pues no, su historia es horrible, las grandes y pequeñas decisiones que toman todos los personajes son complemente de personas que fácilmente podrías decir que carecen de sentido común. La terminas viendo sólo por inercia, porque quieres encontrar algo positivo o algún mensaje, para que al reseñarla no tengas que escribir sólo cosas que te hagan pasar como el hater pretencioso del cine. Como entusiasta del cine y de la vida, en verdad hubiese querido que fuera así.

¿Recomendable o entretenida?? Creo que tienes la respuesta arriba, y si no la puedes deducir aún, quizá deberías ser un personaje de este film. Por favor, no pierdas tu tiempo con esta película, a menos que te guste SOLAMENTE el cine basura o seas fan acérrimo tanto de George A. Romero como de las malas películas de zombies. ¿Lo bueno de esta película? Nada. ¿Lo malo? Todo.

Comments

0 comments