Connect with us

Cultura

Los asombrosos anillos

Published

on

Si eres chilango y te gusta andar por las principales joyerías de la ciudad, sin duda uno de los hermosos objetos que sobresalen de las mismas, son los anillos. Oro o plata, para lucir tus manos, para ofrecer matrimonio, el antecedente del mismo: compromiso, etc. Vamos a descubrir un poco de su historia.

Desde siempre a la humanidad le ha gustado engalanar su cuerpo.  A manera de lienzo pintar sobre sus líneas, y de manera precisa engalanar los dedos, nariz, cuello, etc. De las joyas predilectas sin duda alguna son los anillos. Oro, plata, madera, carey, marfil, casi al gusto del portador. Anillo para la prometida, luego en el altar para los esponsales, donde se plasma la fecha y el nombre de los enamorados.  La entrega de un anillo de esponsales se remonta a la época romana, al principio, esa manifestación no tenía relación con la religiosidad, fue hasta el siglo XI donde los esponsales se ponían los anillos bendecidos por el clérigo.

En algunos momentos los anillos servían de sellos, ya para estampar una marca en cera o para conferir autoridad a la persona a quien portara el anillo. En la Edad Media, en algunas regiones europeas, el rey  bendecía los anillos  como un amuleto contra el cólico, algunos artistas  hacían anillos con cortes o muescas, para contarlos, como las cuentas de un rosario, cuando su dueño elevaba plegarias. Anillo para el recién nacido, para las ceremonias intermedias de los infantes, e inclusive la muerte, la gente usaba anillos de luto, en el bicolor negro y blanco, formado a veces por dos esqueletos que sostenían un ataúd.

Los antiguos celtas usaban los anillos como moneda, y los nativos de zonas de las indias Orientales los empleaban a modo de pasaporte. En Inglaterra, durante la Edad Media, los siervos usaban en el cuello un gran anillo de bronce, por su condición social; en Asiria, los esclavos llevaba un anillo que les perforaba el tabique nasal y que se ensartaba en una barra metálica, por las noches para que no pudieran escapar. No olvidemos que en Grecia existieron anillos portadores de veneno. Demóstenes se suicidó con el contenido guardado en un anillo.  Los anillos han sido usados para guardar algunos conjuros, polvos,  inclusive en las animaciones para juntarlos y obtener poderes; convertirse en héroe. La fantasía de sus formas, tamaños, las piedras que significan algo por colores, la herencia, la promesa y su pérdida en el empeño o venta. La Mafia, las Logias, Cofradías, el anillo oficial del Papa grabado con su nombre y al morir éste, se rompía solemnemente para manifestar el cierre de un mandato.  Un anillo condecora el tiempo.

Comments

0 comments

Trending