Hace unos días, la policía y una unidad armada de Escocia, respondieron a la llamada de un granjero escocés que alertaba la presencia de un tigre en Hatton cerca de Peterhead el sábado, pero resultó ser un animal de peluche.

La policía recibió una alerta de un “tigre suelto” de parte de Bruce Grubb de 24 años, quien se manifestó preocupado por sus 200 vacas preñadas en su granja, informó el medio Mirrow el 6 de febrero.

Después de 45 minutos que los uniformados se enfrentaron al animal salvaje, Bruce comenzó a sospechar, pues no se movía.

Al final todo quedó en un susto.

Comments

0 comments