Aniquilación es uno de los más recientes estrenos de Netflix.

Pensada para estrenarse en cines del mundo, la cinta, finalmente vio la luz por medio de Netflix el pasado 12 de marzo, ya que el director tuvo algunos problemas de distribución con Paramount Pictures (La cinta sí llegó a cines en Estados Unidos).

Aniquilación es la segunda película dirigida por Alex Garland, y está dando mucho de qué hablar dentro de la crítica especializada. En este momento, cuenta con 87% de frescura en el sitio de Rotten Tomatoes. Anterior a este filme, Garland, dirigió “Ex Machina”, película igualmente de ciencia ficción y que cautivó a la crítica en su momento.

Está basada en el primer libro de la trilogía “Southern Reach” del escritor, Jeff VanderMeer.

Pero ¿De qué va Aniquilación?

En algún momento, cae algo del cielo (un tipo meteorito) y con este suceso se empieza a formar “El resplandor”, el cual es una especie de domo traslúcido que va expandiéndose poco a poco. Lo que se encuentra dentro del domo lo llaman “La zona X”.

Al aparecer esto, obviamente, se tiene que investigar, el problema es que, todo aquello o aquel que ha sido enviado nunca vuelve… hasta que uno lo hace; y con esto, arranca la trama.

El personaje que regresa es Kane, el esposo de nuestra protagonista, Lena, la cual es profesora de biología. Kane se encuentra casi catatónico y poco tiempo después se encuentra sufriendo múltiples hemorragias internas.

Con esta situación, la película coloca a la protagonista en una base de control científico y frente a una psicóloga que le explicará la situación en la que se encuentra el planeta, asegurando que el domo se expandirá hasta absorberlo todo.

Lena conocerá a tres mujeres que planean tener éxito ahí donde militares experimentados no lo tuvieron y se unirá a ellas para develar los secretos de aquel misterioso domo.

La expedición se conformará de cinco mujeres: Lena, bióloga; Anya, paramédico; Josie, física; Cass, geomofóloga y Ventress, la psicóloga que les explicó todo el relajo y que se une de una manera voluntariamente extraña.

Al entrar al domo se encontrarán con elementos propias del género de ciencia ficción, con seres vivos mutados que resultan ser muy interesantes. Estos seres les complicarán la vida hasta el punto de que empezarán a caer una a una nuestras heroínas.

Al final, Lena se quedará sola y podrá llegar al punto de inicio: el faro donde cayó el meteorito; encontrando una “respuesta” al conflicto.

Lo bueno:

La historia se cuenta de forma dinámica y la hora con cuarenta minutos que dura la película, se te pasan volando.

Los escenarios mostrados son hermosos. Los colores utilizados dan una sensación entre apocalíptica y estar viendo el jardín del edén.

Existe una parte que realmente causa tensión y eso, personalmente, es bastante difícil. Sólo diré que recuerdo el grito de “Auxilio”.

Las explicaciones científicas sobre algunos elementos que se encuentran dentro del domo, y poder entender una parte, te hace sentir intelectual (sólo sentirte).

Actuaciones sobresalientes por parte del elenco, dentro del que están: Natalie Portman, Oscar Isaac, Jennifer Jason Leigh, Gina Rodriguez, Tuva Novotny y Tessa Thompson.

Lo malo:

Considero que el principal problema es la falta de desarrollo y profundidad sus personajes. Durante toda la película nos empiezan a meter un montón de elementos que después se van olvidando para darle prioridad a situaciones creadas para el momento, para mostrarnos un mundo que quieren que creamos.

Es cierto que el mundo es realmente una delicia visual y las criaturas cuentan con tintes de originalidad, pero no existe una explicación que sustente todo eso. Como espectador, trato de conectar los hilos que la película me va comentando, sin embargo, una parte esencial de la ciencia ficción es la creación de elementos que pueden funcionar por sí solos, porque tienen una base sólida.

Por otro lado, tener a cinco mujeres preparadas no sirve de nada si no explotas los conocimientos que me estás diciendo que tienen. Comprendo que va una geomorfóloga, pero en ningún momento veo el peso de se haya elegido a ese personaje, bien pudo haber ido mi vecina y hubiera aportado lo mismo. Es cierto que existen algunos esbozos que pretenden dar desarrollo a los personajes: algunos argumentos de la psicóloga y un diálogo entre la bióloga y la física, pero es insuficiente.

El otro elemento que me parece una salida fácil o tal vez soy demasiado simple, es el final. Éste toma parte de las reglas implícitas de la ciencia ficción que es poder prescindir de la explicación de ciertas situaciones. Al llegar a los últimos 20 minutos, la película baja de ritmo de una manera extrema para mostrarnos escenas surrealistas que pretenden dar profundidad a una trama que se estaba sosteniendo muy vagamente.

Conclusión

Aniquilación es un buena película que carece que un desarrollo profundo de personajes. Su ambientación y ritmo es bueno, sin embargo, no se explota como debería.

La película quiere urdir una trama y agregar elementos demasiados complejos que después no logra sostener, para después caer en un final que, si no es completamente malo, no logra dejar frío al espectador.

He leído que Aniquilación se compara con “Arrival”, pero no lo considero así. El filme de Denis Villeneuve resulta infinitamente superior.

Por otro lado, el trabajo anterior de Garland, Ex machina, tiene a su favor que al ser directa, clara y sencilla, puede exponer mejor sus cartas y jugar con ellas.

El director está haciendo bien las cosas y con el tiempo puede que tenga la madurez para entregarnos una obra maestra.

Ars gratia artis

Comments

0 comments