Hace pocos días se estrenó la última comedia de Netflix: “Game Over, Man!”. Ésta es una película de acción y comedia —sobre todo esto último— que cuenta la historia de tres amigos disfuncionales que se ven obligados a enfrentarse a una situación de rehenes por parte de un grupo terrorista que busca extorsionar a una estrella de Instagram en un hotel donde laboran. Sí, muy al estilo Die Hard pero con un humor bastante característico. El reparto protagónico está conformado por Adam Levine, Blake Anderson y Anders Holm (los mismos de Workaholics).

Resultado de imagen para game over, man film

De principio, la película es mala, no aporta nada nuevo al cine de comedia, su guión es malo de principio a fin y los personajes se vuelven tan irreales como infumables, sobre todo el papel de Adam Levine. El humor está presente en casi todas las escenas, pero sólo como una pretensión, ya que no termina de agradar y las únicas partes realmente graciosas son tristemente cuando recurren a situaciones escatológicas, de lo cual Hollywood está bastante abastecido. Aclaro, el hecho que contenga este tipo de situaciones no significa que una película sea mala; puedes hacer una buena comedia que contenga toda clase de humor, pero en específico esta película ejecuta de manera pobre su intento de humor.

El desarrollo de los personajes está presente, sí, al igual que el clásico nudo donde como grupo de amigos tienen conflictos a mitad del film para terminar reconciliándose. Pero este desarrollo está mal hecho, se siente muy poco natural y forzado, los personajes no logran hacernos sentir ningún tipo de empatía con ellos, aún cuando este trío de actores tienen bastante tiempo trabajando juntos.

Dicho todo lo anterior, también debemos reconocer que no todo es malo aquí. A pesar de que está llena de clichés, que no te va a aportar nada nuevo y que puedes prescindir completamente de esta película, la puedes disfrutar un domingo cualquiera mientras te comes unas palomitas y quieres olvidarte de todo, mientras disfrutas de un film tonto que te sacará una que otra risa.

Comments

0 comments