Tilt es una cinta de terror psicológico. Es la segunda película dirigida por Kasra Farahani, quien es conocido por su opera prima, The Good Neighbor.

Se estrenó en 2017 y tuvo un impacto mediático muy moderado.

Sinopsis

Tilt nos cuenta la historia de una pareja joven, Joseph y Joanne. En los primeros minutos de la cinta vemos una relación llena de confianza y cariño.

La trama se centra en Joseph, quien es un desempleado que ocupa su tiempo a realizar un documental que versará sobre la falsedad del sueño americano y su relación  con el capitalismo.

Mientras avanza la trama, notaremos que el protagonista cuenta con rasgos de depresión y esquizofrenia que aumentaran a medida de que su frustración avance. Una frustración que se desencadenará por el embarazo de Joanne.

Crítica

Criticar a Tilt resulta sencillo. La cinta es una buena película de suspenso y terror psicológico, pero sólo eso.

El personaje principal, Joseph, contiene cimientos interesantes, aunque cae en un cliché: el artista con una visión fatalista del mundo. Este lugar común hace que película no evolucione correctamente.

Contiene un desarrollo inconstante sobre la premisa del bebé que espera la pareja. Al principio, se nos plantea la situación de que el embarazo es el elemento detonador de la locura de Joseph, sin embargo, luego de esto, pasamos buen tiempo sin saber nada de esto y se pierde el peso de esa situación.

Por otro lado, las situaciones en las que se ve sumergido nuestro protagonista son aceptables y causan tensión por momentos, rondando entre el terreno de lo onírico y la vigilia, no obstante, se pierde por momentos y se dejan hilos sin conectar, los cuales, pudieron darle mayor substancia al filme.

Vemos en Joseph, el deseo de autodestrucción que está presente en las existencias vacías.

 

Aunado a esto, el aislamiento del protagonista, más que ser un elemento que ayude al desarrollo, limita ciertas circunstancias que se pudieron presentar explotando la interacción con otros personajes.

La violencia y agresividad dentro del filme es buena. Existen ideas que son simples pero se ejecutan de manera adecuada. La armonía entre la imagen y la música es correcta.

Contiene un buen trabajo de producción y puede impactar a algunas personas que no estén acostumbradas a ciertos temas.

Para ser directo: Tilt es una buena película, sin llegar a ser extraordinaria. El tema que trata de desarrollar se pierde a lo largo de la trama y deja mucha especulación al espectador. Sin embargo, se disfruta y puede dejar una que otra idea o sensación en la mente.

Ars gratia artis.

 

 

 

 

Comments

0 comments