Camarógrafos de Televisa, TV Azteca y un fotógrafo de Excélsior, fueron retenidos en oficinas del grupo parlamentario del Partido de la Revolución Democrática (PRD), tras tomar algunas fotos en la Cámara de Diputados.

Los periodistas indican que fueron amedrentados y obligados a borrar las imágenes tomadas.

Los reporteros gráficos se presentaron en el lugar para solicitar permiso de tomar imágenes sobre la desocupación de las oficinas en la bancada del PRD.

Los periodistas privados de la libertad, fueron amenazados con ser denunciados, detenidos por la Policía Federal y trasladados al Ministerio Público, por grabar imágenes “confidenciales” y propiedad del grupo parlamentario perredista, en un edificio público.

 

Comments

0 comments