Una sanidad pública

Hay tres cuestiones que considero de vital importancia. Debemos implicar a todos. En primer lugar, los ciudadanos, cuando un ciudadano acude al Sistema Sanitario es un cliente que paga el servicio vía impuestos y son el eje del sistema de cualquier planteamiento que hagamos. En segundo lugar, los profesionales del sistema sanitario. Los médicos deben tener salarios competitivos, motivadores y trabajar por objetivos, acorde al mercado. La actividad sanitaria puede y debe medirse. Los gestores han de lograr que los médicos sientan que el servicio navarro de salud es su empresa.

En tercer lugar, dedicación exclusiva. Si eliminan la exclusividad, “el sistema sanitario navarro estará más que herido de muerte”. Estoy seguro que en la actual situación muchos navarros han suscrito un seguro privado de atención sanitaria y muchos otros se verán obligados a hacerse. A partir de tener todos claro estas tres cuestiones que considero vitales para el sistema sanitario, la reflexión ha de ser profunda sobre la realidad actual del sistema “sin hacernos trampas al solitario” para poner de manifiesto de las necesidades más urgentes y los obstáculos. Es decir, hacer un plan de presente y futuro: 1. Estudio de la evolución socio-económica y geográfica de nuestra población. 2. Análisis de la situación real de nuestro sistema sanitario, recursos existente y evolución del gasto en los últimos años. 3. Principios, bases y objetivos. 4. Actuaciones y cronograma. 5. Necesidades presupuestarias “coste por medida y año”. Mirando hacia delante y tratando de construir. Sé que es más fácil decir que hacer.

José Luis Alli fernández, Ex Gerente del SNS

Enlace de origen : Una sanidad pública