Sáb. Oct 23rd, 2021

El uso de antibióticos, utilizar dispositivos intrauterinos, mantener relaciones sexuales sin protección, la humedad en la zona genital por los baños y el aumento de la transpiración conllevan mayores posibilidades de desarrollar vaginitis. También es denominada vulvovaginitis y se caracteriza por ser una infección en la zona íntima femenina que causa picazón, ardor, flujo vaginal y escaldadura.

Para Manuel Vásquez de la clínica Urozen, la vaginitis bacteriana es muy común en mujeres entre 15 y 44 años. En su mayoría se da por causas infecciosas o por el desequilibrio de la flora microbiológica, es en estos casos cuando ocurre el cuadro clínico.

¿Cuándo es necesario consultar a un médico?

En la mayoría de los casos, un médico puede diagnosticar fácilmente la vaginitis por las primeras manifestaciones que son enrojecimiento en la zona genital, malestar al orinar o molestia durante el coito. Un tratamiento corto con antibióticos debe eliminar la infección. Vásquez sugiere no esperar que exista estas señales para acudir a un especialista.

Para reducir el riesgo y evitar exacerbar una infección existente, el experto brinda estos consejos:

1- Mantener el área genital limpia y seca. Luego de miccionar es importante limpiar la zona de adelante hacia atrás para impedir la proliferación de bacterias. No utilizar prendas húmedas y cambiar de inmediato la ropa íntima luego de realizar ejercicios o natación. Estas prendas deben ser, de preferencia, de algodón.

2- Evitar las duchas vaginales.  Esta práctica altera la química vaginal ya que esto altera la química vaginal y pueden usar productos perfumados que pueden causar irritación. Este desequilibrio puede provocar infecciones como la candidiasis.

3- Utilizar preservativos. Aunque la candidiasis no es considerada una enfermedad de transmisión sexual, se puede contraer a través del sexo frecuente sin protección.

4- Mantener una alimentación balanceada. El consumo excesivo de carbohidratos contribuye al crecimiento de bacterias patógenas en el tracto intestinal y urinario. Es importante incluir en la alimentación yogures probióticos, ya que contribuyen a prevenir este tipo de infecciones.

5. Evitar la automedicación. El uso de óvulos vaginales, por ejemplo, debe ser únicamente indicado por un médico especialista ya que el uso indiscriminado de estos fármacos empeora el problema a largo plazo.

6- Limpie de adelante hacia atrás. Esto evitará que la materia fecal pase a la vagina. Nunca use en la vagina objetos que hayan estado en el ano, como juguetes sexuales.

TE PUEDE INTERESAR

source https://trome.pe/familia/vaginitis-una-infeccion-comun-que-se-puede-contraer-desde-la-adolescencia-nczp-noticia/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *